Uso recreativo de un dron y normativa para drones de juguete en España

Nota: Este artículo está redactado en base a la normativa vigente actual, tras la entrada en vigor del Real Decreto 1036/2017.

Cada día somos más los aficionados al mundo de los drones, algunas de las preguntas que nos vienen a todos a la cabeza a la hora de iniciarnos son, ¿cualquiera puede pilotar un dron? ¿Es necesario algún permiso especial? ¿Hay alguna normativa que deba conocer?

Desde ComprarDrones te contamos todo lo que debes saber si vas a volar un dron en España de manera no profesional, es decir, sin sacar un rendimiento económico a tus vuelos.

Adelantamos antes de meternos a fondo con lo que debes saber para utilizar tu dron como hobby que no es necesario disponer de ninguna licencia, pero sí debes de tener muy en cuenta lo que vamos a explicar a continuación.

¡Empezamos!

Legislación sobre drones para uso recreativo en España

Es la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) el organismo del Estado que se encarga de controlar el espacio aéreo en España. Se entiende como espacio aéreo la porción de atmósfera que se encuentra encima de la tierra y del mar y alcanza aproximadamente los 15 km de altura. Esto significa que aun estando en una propiedad privada, como en el jardín de nuestra casa, es AESA quien tiene competencia sobre ese espacio y no nosotros, ni siquiera el alcalde de nuestro municipio puede darnos permiso para volar sobre él, es competencia de AESA.

El espacio aéreo no nos pertenece ni a nosotros ni al dueño de la finca que sobrevolemos, es competencia de AESA

Dicho esto, AESA no tiene competencia sobre espacios cerrados, es decir, podemos volar nuestro dron en cualquier espacio cerrado. Podemos volar nuestro dron por ejemplo en un almacén, un polideportivo o un campo de futbol si se encuentra cerrado completamente y contamos con el permiso del propietario. Podemos incluso hacer un uso profesional de nuestro dron, cobrando por nuestras grabaciones sin ningún tipo de licencia si se trata de grabaciones en interiores.

En cualquier caso debemos de saber que somos completamente responsables de todo daño que podamos ocasionar directa o indirectamente con nuestro dron. AESA deja claro que las multas por el uso indebido de un dron, aun tratándose de vuelos recreativos o como hobby, pueden alcanzar los 225.000€.

¿Qué debo saber antes de utilizar un DRON?

El drone siempre tiene que estar a la vista

Siempre tenemos que tener nuestro dron a la vista. Por este motivo no podemos alejar nuestro drone más de 500 metros y solo podremos volar cuando tengamos buenas condiciones de visibilidad.

Se pueden usar dispositivos de visión en primera persona o FPV, pero dado que el drone tiene que estar siempre a la vista, será necesaria la presencia de un observador que tenga línea visual con el drone y está en constante contacto con el piloto.

Vuelos de noche con el dron

La nueva legislación sobre drones de 2017 permite el vuelo nocturno, algo que estaba prohibido según la normativa anterior. Este tipo de vuelos están restringidos sin embargo a drones que tengan un peso inferior a 2kg, y la altura máxima a la que podrán volar es de 50 metros. Estos 50 metros hay que entenderlos de manera restrictiva, es decir, la referencia para determinar la altura a la que podremos volar será el suelo, y no podremos sobrevolar edificios de más de 50 metros de altura.

Si se trata de drones de menos de 250 gramos, la altura máxima será tan solo de 20 metros, con las mismas restricciones que hemos mencionado antes.

Independientemente del peso del drone, este deberá tener incorporadas una serie de luces que permitan distinguirlo fácilmente de noche para garantizar que lo tenemos en todo momento a la vista. Por suerte, la mayoría de modelos incluyen luces para el vuelo nocturno, o para identificar la parte delantera del drone o el nivel de carga.

Altura máxima a la que podemos volar nuestro drone

La aeronave puede volar a un máximo de 120 m de altura. Estos 120 metros, se calculan desde el terreno o desde el obstáculo más alto en un radio de 150 metros alrededor del drone. Debemos de tener siempre en mente que compartimos el espacio aéreo con aeronaves de gran tamaño como aviones o helicópteros que transportan personas. Los 120 m se establecen como techo a los drones para no interferir en los vuelos de aeronaves de gran tamaño, ya que de lo contrario estamos poniendo en riesgo la vida de otras personas.

Hay que tener en cuenta que algunas aeronaves pueden operar por debajo de la altura mínima establecida con carácter general (150 metros), ya sea por el tipo de aeronave o por otras circunstancias. Por lo tanto, deberemos estar alertas ante la presencia de otra aeronave en el espacio aéreo en el que volemos, y cederles siempre el paso para evitar colisiones.

Vuelo en ciudades y sobre aglomeraciones de personas

Otra de las novedades que ha traído la nueva ley es que ya se puede volar en ciudades y sobre personas. Al igual que en el caso de los vuelos nocturnos, tendremos que respetar una serie de limitaciones extra.

En primer lugar, es posible volar en parques y zonas urbanas despejadas, siempre y cuando nuestro dron pese menos de 2kg y no sobrepasemos los 50 metros de altura. No podremos volar por encima de personas ni edificios a no ser que cumplamos las siguientes condiciones.

Para volar sobre aglomeraciones de personas o edificios,, el dron deberá tener un peso máximo de 250 gramos, y no podremos volarlo por encima de los 20 metros. Además, tendremos que tener cuidado de no molestar a nadie y evitar causar daños a personas y bienes.

¿Necesito tener licencia para poder volar mi drone?

No es necesaria ninguna licencia como adelantábamos al comienzo del artículo, pero se debe saber volar de forma segura. A lo largo de este artículo explicamos todo lo que debes saber para hacer unos vuelos respetando la normativa y sin poner en riesgo ni a personas ni bienes materiales.

No necesitas licencia para un uso no profesional de tu dron, pero tienes la obligación de volar de forma segura

Limitaciones de vuelo por el espacio aéreo

Debes saber que los drones no pueden volarse en cualquier parte, existen limitaciones en cuanto a las zonas en las que puedes volar y son las siguientes:

No puedes volar tu dron cerca de aeropuertos o aeródromos. Se trata de zonas aéreas controladas en la que las aeronaves reciben información de los controladores para la gestión del tráfico aéreo. La distancia mínima establecida en la ley es de 8 km a la redonda desde cualquier aeropuerto o aeródromo. En cualquier caso, no está permitido volar dentro del CTR (Control Tower Radio), es decir, el espacio aéreo supervisado por la torre de control del aeropuerto. El CTR varía en función del aeropuerto, por lo que es posible que sea superior a los 8 km. Antes de realizar cualquier vuelo deberemos asegurarnos que nos encontramos fuera del CTR y a una distancia mínima de 8 km desde cualquier aeropuerto.

Debes asegurarte de no encontrarte en una Zona Aérea Controlada, es decir, partes del espacio aéreo con limitaciones de vuelo que puedes reconocer con las siguientes siglas:

  • [P] Zona Prohibida : Ninguna aeronave puede volar esta zona sin el permiso del estado.
  • [R] Zona Restringida: Ninguna aeronave puede volar esta zona sin ajustarse a las restricciones establecidas.
  • [D] Zona Peligrosa: Antes de realizar un vuelo en una zona peligrosa debemos de informarnos sobre las actividades que ocurren allí y horarios en las que se realizan.
  • [F] Zona con Fauna Sensible: No podremos volar sobre estas zonas ya que están protegidas para proteger el ecosistema.
  • [TSA]Zonas temporalmente segregadas: Son zonas que debido a un evento específico se cierran al tráfico aéreo convencional.

Puedes encontrar esta información en ENAIRE , ENR 6.1.1 para conocer el espacio aéreo inferior de la península y ENR 6.1.3 para el de Canarias. Por suerte disponemos de alternativas a interpretar una carta aeronáutica. Puedes descargarte la App AIRMAP o IcarusRPA que nos indica de manera muy sencilla si allí donde vayamos a realizar nuestro vuelo existe alguna restricción.

Existen también zonas prohibidas para el vuelo fotográfico en las cuales puedes volar pero no tomar imágenes aéreas. Estas zonas puedes verlas también a través de la App de IcarusRPA o de su página web.

Responsabilidad y sanciones

Como hemos mencionado anteriormente, los daños que ocasionemos con nuestro dron van a ser bajo nuestra responsabilidad, y las sanciones pueden alcanzar los 225.000€, por lo que te recomendamos tener siempre en mente lo que hemos visto en este artículo.

Coclusiones

Recordamos a modo de conclusión todo lo que debes tener en cuenta a la hora de volar tu dron:

Conclusiones

El dron debe estar siempre a la vista, no más lejos de 500 metros, y debemos volar en condiciones de buena visibilidad.

Si utilizamos un sistema FPV, tendremos que contar con la ayuda de un observador que tenga el drone a la vista.

Podremos volar de noche siempre que:

  • Nuestro drone pese menos de 2kg y lo volemos por debajo de 50 metros.
  • Si el drone pesa menos de 250 gramos, la altura máxima será de 20 metros.
  • Tiene que tener un sistema de luces que permita verlo fácilmente.

Nunca podremos superar los 120 metros de altura desde el obstáculo más alto en un radio de 150 metros alrededor del drone.

Podremos volar en parques y zonas urbanas despejadas si nuestro drone pesa menos de 2kg a una altura máxima de 50 metros.

Podremos volar en ciudades y sobre personas si nuestro dron pesa menos de 250 gramos a una altura máxima de 20 metros.

Nunca debemos volar a menos de 8 km de distancia de un aeropuerto o dentro de su CTR.

No debemos volar en Zonas Aéreas Controladas que no lo permitan.

No debemos fotografiar o grabar con nuestro dron en zonas prohibidas para el vuelo fotográfico.

No es necesario disponer de ninguna licencia para el uso no profesional de nuestro dron.

Podemos volar en interiores siempre que tengamos permiso del propietario.

Somos siempre responsables de cualquier daño que podamos ocasionar con nuestro drone.

¡Enhorabuena piloto!, ya estás preparado para volar de forma segura sin poner en riesgo a otras personas ni bienes y sin riesgo de sanciones.

Conoce todo lo necesario para dedicarte profesionalmente al mundo de los drones en el siguiente enlace:

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.